Sin categoría

Seleccionar el más adecuado coche eléctrico para nuestros viajes

En los últimos tiempos hemos venido observando como la oferta sugerida por los coches eléctricos ha pasado de ser limitada, hacia una gran cantidad de personas. En nuestros días no existe una marca de coches que se precie, que no cuente al menos con un modelo eléctrico dentro de su catálogo, entre ellos, los más conocidos como EV se encuentran viviendo un auténtico boom.

Tan solo es suficiente echar un vistazo al despliegue que han venido realizado dentro de los últimos salones internacionales del automóvil y con ello podemos constatar la importancia que han alcanzado los coches eléctricos. Y es que hasta no hace mucho, Tesla se encontraba a sus anchas en el escenario de los kilovatios, pero en nuestro días ya cuenta con una nutrida competencia que se extiende desde marcas Premium, hasta las más generalistas.

Continuando el camino de Tesla

La limitada autonomía era en otros tiempos lo que hacia de obstáculo a los coches eléctricos, sobre todo cuando pensábamos en viajar. Las autonomías no alcanzaban los 200 kilómetros, entonces no se podía llegar muy lejos. Y si a eso se le sumaba, todo el tiempo que implicaba una recarga, este tipo de coche solo quedaba limitado a tan solo su uso urbano, más esto no ocurría con Tesla. Con una impresionante autonomía, los vehículos de la firma estadounidense y además una gran velocidad de recarga, las prestaciones, y los ‘supercargadores’ se ocuparon de encumbrar a Tesla a pesar de que se trataba de modelos exclusivos y que estaban fuera del alcance de la mayoría del público. Pero, ahora ya no son los únicos.

¿Quieres viajar?, tienes tu eléctrico

Con una red de recargas en aumento, las actuales autonomías que son ofrecidas, es normal que estén proliferando en Europa el uso de este tipo de carro, por lo que ya no es ningún disparate plantearse el hecho de viajar con un coche eléctrico. Aparte de la autonomía del coche, que viene dada principalmente por la capacidad de su batería, debemos tomar en consideración otros detalles al momento de poner nuestros ojos en alguno, y este es la velocidad de recarga. Es importante tener idea de la cantidad de tiempo que se debe invertir parado para luego continuar el viaje. Del mismo modo, se debe tener en cuenta la orientación del mismo coche, su capacidad de carga, el volumen del maletero, y habitabilidad interior, pues no se trata de lo mismo viajar con un Nissan Leaf, que es un coche creado con vocación urbana, que con un Tesla Model S.

El presupuesto ya no es un problema

En su momento Tesla fue la referencia, pero en la actualidad todas las firmas Premium cuentan con su propio modelo haciendo cara a la marca norteamericana y poder brindar a sus clientes un coche eléctrico bastante capaz. De este modo, podemos encontrar a Audi con el e-tron, Mercedes-Benz con el EQC y Jaguar con el i-Pace que destacan en este escenario, a donde pronto llegará BMW. Estos son modelos que se encuentran muy cerca o superan los 400 kilómetros de autonomía, y además disponen de generosos maleteros con gran habitabilidad interior además de prestaciones.