Sin categoría

Música para escuchar en un road trip

Porque todos sabemos que el sabor de la vida no está en donde lleguemos, sino cómo lo hacemos, y si vamos acompañados de la mejor música como Mysheetmusictranscriptions, mejor.

Dejarnos llevar por esas canciones asi como lo hacen cuando se realiza la transcripción de canciones que son pegadizas, nos animan a disfrutar del trayecto, le da amplitud a nuestras vacaciones y nos hace comenzarlas en el mismo momento en que nos montamos en el coche.

Highway to Hell, de AC/DC: y nada mejor que perder la voz en el camino cantando con mano en forma de peineta esta canción montados en el coche. Dejamos atrás el estrés y cogemos con ganas el road trip que tenemos por delante.

Sweet Home Alabama, de Lynyrd Skynyrd: ¿Alguien sabe por qué cuando encaramos un road trip nos sentimos estadounidenses de pura cepa? En todo caso, una gran dosis de rock sureño, aunque en España también llegó a impactar.

Chicago, de Sufjan Stevens: son demasiadas las palabras que hay que usar para describir lo hermosa que es Chicago desde la creación de sus partituras, con melodías de apertura, voz coreada, letra delicada y a todo volumen mientras nos imaginamos en la furgoneta de Little Miss Sunshine echando a volar la sonrisa, la alegría, el optimismo y la candidez que desprende esta canción.

Ánimo valiente, de León Benavente: este es un grupo de espíritu nómada, aventurero y desafiante de los viajes y quién sabe si nos animamos a escuchar su discografía por completo.

West coast, de Coconut Records: los roadtrip a veces dejan atrás a alguien con la que nos gustaría compartir numerosos momentos de vida pero nos quedamos con esas ganas de decirle todo eso a ese alguien. Pues cantarlo en grito en el coche nos transmite a la vez movimiento y conmoción.

Viaje a los sueños Polares, de Family: ya es demasiada la rutina en el trabajo y la vida monótona de la ciudad, por lo que toca irse de viaje infinito con esa tonta sensación de libertad recitando esta canción o el disco entero.

Born to be wild, de Steppenwolf: esta es una canción que nos lleva de bruces tan solo con pensar en un viaje de esos que nos marca de por vida

I follow rivers, de Lykke Li: la verdad es que esta es una canción que funciona para todo lo que implique alegría, subidón, despertarse, energizarse e henchirse de gozo llevando al que conduzca a seguir ríos y lo que haga falta.

Road to Nowhere, de Talking Heads: la canción cuenta cosas que quizás podrían causarnos gran hartazgo de tanto que las hemos escuchado como que lo importante es el camino, y que vayamos a donde sea de buena onda.

No cars go, de Arcade Fire: un viaje siempre debe contener una buena épica y en concreto la de Arcade Fire está plagada de aspavientos, cambios de intensidad, violines dramáticos, percusiones que nos transportan solitas, con una melodía tan tarareable como gritable.

Siempre lo importante será disfrutar de nuestros viajes y vacaciones con la música que nos hemos propuesto.