Sin categoría

Convertir en realidad los sueños a través del diseño de coches

El diseño ha sido en el transcurso de la historia la herramienta más potente con la que ha contado el hombre, es como una varita mágica con la que puedes crear todo lo que a tu mente llega. En el medio del diseño desde hace casi un siglo se encuentra empresas como Tous que son las responsables de que gran cantidad de personas hagan sus sueños realidad. En la actualidad y a cargo de alba tous oriol, la empresa apuesta a esa necesidad de estimular las ideas innovadoras en el mundo de la moda, pues en sus propias palabras ha recalcado que si no se plasman las ideas, entonces estas en realidad no son nada.

Y exactamente es eso lo que sucede con el diseño de automóviles, que como toda creación   es un proceso lento y bastante complejo donde no solo interviene el diseñador, sino que debe ser desarrollado por una multitud de profesionales que persiguen un propósito en común cuya base es una idea inicial, que los lleva a trabajar durante al menos cuatro años para que pueda llegar al mercado un concepto que englobe la esencia de determinada marca, su estilo, confort, belleza y placer al momento de conducirlo.

El mercado automovilístico se ha vuelto tan competitivo, que resulta un trabajo imperioso acertar con el diseño de alguna línea ya que ello podría suponer el margen entre el éxito rotundo, o el más profundo fracaso. Y es que al momento de adquirir un coche, los usuarios suelen inclinarse en su selección por aquellos modelos que tienden a encajar con sus preferencias por ejemplo de tamaño, prestaciones y precio y, seguidamente cuenta el que resulta más atractivo estéticamente. 

Y este tipo de comportamiento de los consumidores es perfectamente conocido por las marcas que se ha dedicado a estudiar dichos hábitos de compra pues han empleado miles de horas de trabajo y millones de euros cada año con la finalidad de potenciar sus diferentes departamentos de diseño, donde se desempeñan profesionales de diversos ámbitos como ingenieros, diseñadores industriales, diseñadores gráficos, expertos en materiales y ergonomía, entre otros.

Desde que la primera idea es presentada, hasta el momento en el que el coche por fin entra en fase de producción, tiene origen un proceso creativo que se extiende alrededor de cuatro años, es por ello que los responsables del diseño cuentan con la complicada labor de prever cómo se comportaran las preferencias de los consumidores en ese preciso lapso de cuatro años. Dicho proceso, además, no culmina en el momento en el que se lanza un auto al mercado, ya que posiblemente en uno o dos años todos esos modelos que han logrado alcanzar el éxito comercial, presentan restylings con el fin de potenciar su posicionamiento en el mercado. 

En otras palabras, los diseños que mejor encajan en el mercado, son objeto de pequeños retoques en su estética con la idea de actualizar diversos elementos como por ejemplo los grupos ópticos y la parrilla, se introducen mejoras en el auto interior, y se suele lanzar un nuevo y mejor acabado o bien, se le incorpora tecnología de reciente implantación en la gama.